Melbourne y 47 años atrás dieron vida a Gavin Brown un graffitero que capta la sutileza de la cotidiana vida en colores y expresiones que ha tomado como inspiración la exuberancia de Frida Kahlo y sus autorretratos y el periodo del arte Polinesio post-impresionista de Paul Gauguin.

Esta obra esta llena de momentos, aves, calaveras y un abrumador tormento de colores vividos.

@hedleken